Remedios caseros vertigo

El vértigo es una sensación de mareo y desorientación que puede ocurrir con o sin movimiento. Además, puede estar acompañado de náusea, dolor de cabeza, sudoración y zumbido de oídos, entre otros síntomas. Para aliviar estos síntomas, existen varios remedios caseros para el vértigo que pueden ser útiles.

Maniobra de Epley

Una técnica efectiva para aliviar los síntomas del vértigo es la maniobra de Epley. Esta técnica consiste en posicionar la cabeza en distintas posiciones para reposicionar los cristales del oído interno y reducir la sensación de mareo. Es importante realizar esta técnica cada noche antes de acostarse hasta que los síntomas desaparezcan por al menos 24 horas.

Ginkgo biloba y té de jengibre

El Ginkgo biloba es una hierba china que puede ser efectiva para controlar el vértigo. Un estudio encontró que el Ginkgo biloba es tan efectivo como el medicamento betahistina para aliviar los síntomas. Además, el té de jengibre puede reducir los efectos del mareo mejor que simplemente reposicionar la cabeza. Ambas opciones son fáciles de encontrar en tiendas naturistas o herbolarios.

Mantenerse hidratado y aceites esenciales

Otras formas de tratar el vértigo son mantenerse hidratado y usar aceites esenciales. La deshidratación puede causar mareo y vértigo, por lo que es crucial beber suficiente agua durante el día. Por otra parte, aplicar aceites esenciales tópicamente o inhalándolos puede ayudar a aliviar los síntomas. Las opciones más efectivas son los aceites de menta, jengibre, lavanda y limón. Aplica unas gotas en la mano y frota en los puntos de presión, o añade unas gotas en un difusor de aceites esenciales.

Remedios caseros para el vértigo posicional: cómo hacer la maniobra de Brandt-Daroff en casa

El vértigo posicional es un trastorno del sistema vestibular del oído interno que se caracteriza por la sensación de que los objetos están en movimiento o girando a su alrededor. Los síntomas incluyen mareo, desequilibrio, náuseas y vómitos. Afortunadamente, existen tratamientos efectivos para el vértigo posicional, como la maniobra de Brandt-Daroff y la fisioterapia vestibular.

¿Has visto esto?  Remedios caseros para calentura: Di adiós a la fiebre

Tratamiento del vértigo posicional

El tratamiento del vértigo posicional puede ser realizado por un otorrinolaringólogo o un fisioterapeuta. La maniobra de Brandt-Daroff es una técnica que puede ser realizada en casa y consiste en cambiar la posición del cuerpo para reubicar los otolitos en el oído interno. Además, la fisioterapia vestibular es otra opción de tratamiento que puede ayudar a mejorar el equilibrio y reducir los síntomas del vértigo posicional.

Ejercicios de Brandt-Daroff

Los ejercicios de Brandt-Daroff son un tratamiento efectivo para el vértigo posicional que se pueden realizar en casa. Para realizarlos, debe sentarse en la cama y girar la cabeza hacia un lado, manteniendo la posición durante unos segundos, luego, volver a la posición inicial y repetir del otro lado. Es crucial seguir las instrucciones de su médico y ser consistente en la práctica de los ejercicios.

Fisioterapia vestibular

La fisioterapia vestibular es una opción de tratamiento para el vértigo posicional que puede ser realizada por un fisioterapeuta. Se basa en ejercicios específicos que ayudan a mejorar el equilibrio y la coordinación. La terapia puede durar varias semanas y puede ser complementada con otros tratamientos, como la maniobra de Brandt-Daroff.

Otolitos

Los otolitos son pequeños cristales o trozos de calcio similares al hueso que se encuentran en el oído interno y ayudan a mantener el equilibrio. El desplazamiento de los otolitos puede causar vértigo posicional. Es significativo seguir las instrucciones de su médico para reubicar los otolitos y reducir los síntomas del vértigo posicional.

Tratamiento natural para el vértigo: plantas medicinales, alimentos y ejercicios recomendados

El vértigo es una sensación subjetiva de movimiento del entorno o del propio cuerpo que puede ser producida por lesiones a nivel vestibular (oído interno) o a nivel del tronco cerebral. Las causas pueden variar, desde lesiones externas hasta trastornos circulatorios cerebrales. Las personas más propensas serían aquellas que presentan alguna patología o lesión asociada directamente a la causa. En el caso del vértigo de origen periférico, se pueden administrar fármacos destinados a modificar la transmisión nerviosa del oído interno.

¿Has visto esto?  Remedios Caseros para Eliminar el Vello de Forma Permanente

El tratamiento fisioterapéutico es eficaz para tratar el vértigo posicional y en algunos casos de contractura muscular a la altura cervical que pudiera afectar al riego sanguíneo. Existen plantas medicinales como la Ginkgo biloba L., el jengibre, el hinojo, la melisa y la valeriana que pueden mejorar algunos síntomas asociados al vértigo. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha autorizado presentaciones con la Ginkgo biloba L. para el alivio sintomático de los trastornos leves derivados de las alteraciones circulatorias cerebrales (como vértigo y mareos).

Para prevenir el vértigo lo primero que se debe hacer es evitar cambios bruscos de posición y giros de cuello y cabeza. El paciente debe encontrar una postura en la que se reduzca la sensación vertiginosa y pueda permanecer relajado. En caso de episodios de vértigo se debe evitar fumar o consumir bebidas alcohólicas y reducir el consumo de sal para prevenir la retención de líquido. Es relevante tener en cuenta que algunos medicamentos pueden producir mareos o vértigos como efecto adverso. En estos casos, el médico debe valorar la posibilidad de modificar el tratamiento. El estrés también se relacionaría con el vértigo asociado a contracturas musculares, por lo que es recomendable evitar, en la medida de lo posible, situaciones estresantes.

Por último, existen diferentes tratamientos para el vértigo, desde fármacos hasta plantas medicinales y ejercicios fisioterapéuticos. Es esencial prevenir el vértigo evitando cambios bruscos de posición, consumiendo de forma moderada alcohol y sal, y evitando situaciones estresantes. En todos los casos, es fundamental acudir al médico para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Tratamiento natural para el vértigo: remedios caseros efectivos y consejos para prevenir futuros episodios

El vértigo es una sensación de giro o movimiento que a menudo se acompaña de náuseas, pérdida del equilibrio y sensación de desmayo. Para controlar los síntomas, es fundamental obtener un diagnóstico e iniciar un tratamiento de vértigos. Además, existen algunos remedios naturales que pueden ayudar a abordar los síntomas del vértigo.

  • Ginkgo biloba: es una planta que se cree que puede mejorar el flujo sanguíneo a la cabeza, lo cual ayudaría a paliar los síntomas del vértigo.
  • Jengibre: es una raíz que puede ser de ayuda en el tratamiento del vértigo postural.
  • Arándanos: son ricos en antocianidinas y tienen capacidad para proteger y tonificar las paredes del sistema circulatorio y mejorar la circulación, lo cual se traduce en una mejora de los síntomas del vértigo.
  • Passiflora: es una planta que ayuda a prevenir los síntomas causados por el vértigo de origen nervioso.
  • Manzanilla: es una planta que puede ser útil en el tratamiento del vértigo debido a su efecto antiinflamatorio y relajante muscular que beneficia la circulación cerebral.
  • Vid roja: es una planta que mejora la circulación de la sangre en el cerebro, disminuyendo ciertos síntomas como los mareos o las jaquecas.
¿Has visto esto?  Remedios Caseros Contra Picaduras de Insectos: Soluciones Naturales para Calmar Tu Piel

Además de los remedios naturales, existen algunos consejos que pueden ayudar a prevenir futuros episodios de vértigo. Si sufres de vértigo, es recomendable descansar siempre que sea posible. También es clave evitar la exposición a luces brillantes o parpadeantes, así como mantener una dieta equilibrada y una hidratación adecuada.

Ototech: es una empresa que se dedica al tratamiento de vértigos en Barcelona.

Contáctanos

Estamos en Tlalpan 1036, col. Nativitas, Del. Benito Juárez, CP 03500, Ciudad de México.