Remedios caseros para la pericoronitis

La pericoronitis es una inflamación que se produce alrededor de las muelas del juicio. Los síntomas incluyen dolor intenso, inflamación de las encías y secreción de pus. Si bien el tratamiento profesional es necesario en muchos casos, también se puede utilizar remedios caseros para aliviar los síntomas.

Enjuagues de agua tibia con sal

Una forma efectiva de combatir la pericoronitis es realizar enjuagues de agua tibia con sal. La sal ayuda a reducir la inflamación y puede ayudar a combatir la infección. Para hacer el enjuague, mezcla media cucharada de sal en un vaso de agua tibia y realiza enjuagues varias veces al día.

Irrigadores orales de agua

Los irrigadores orales de agua son dispositivos que utilizan un chorro de agua para limpiar los dientes y las encías. Pueden ser útiles para reducir la inflamación alrededor de las muelas del juicio.

Higiene bucal adecuada

Es importante mantener una buena higiene bucal para prevenir y tratar la pericoronitis. Cepilla tus dientes dos veces al día y usa hilo dental todos los días. También es recomendable usar un enjuague bucal antibacteriano.

Recuerda que estos remedios caseros deben ser utilizados junto con el tratamiento profesional. Si experimentas síntomas de pericoronitis, como dolor intenso o fiebre, busca atención médica de inmediato.

Tratamiento médico para pericoronaritis aguda en adultos

La pericoronaritis es un problema común en la erupción de las muelas del juicio. Es un proceso inflamatorio e infeccioso de los tejidos blandos que rodean a un diente durante este proceso. Los síntomas incluyen dolor mandibular, inflamación y edema de la mejilla, hinchazón de la encía alrededor de la muela del juicio, supuración y sangrado de la encía, mal aliento y mal sabor de boca, mal estar general y fiebre, adenopatía submandibular, trismus (limitación en la apertura bucal) y dificultad a la masticación y puede ser muy doloroso para los pacientes.

Las causas de la pericoronaritis son diversas, incluye la falta de espacio suficiente en la arcada para la muela del juicio, la muela que sale inclinada y se impacta contra el diente adyacente, la encía que hay encima del molar es muy gruesa y se mordisquea con la muela superior, y es un lugar de difícil higiene, ya que es el molar más alejado al cepillado. Los pacientes que tienen altos índices de placa bacteriana bucodental son más propensos de sufrir pericoronaritis.

¿Has visto esto?  Remedio Casero Gelatina de Pata: Una Delicia Colombiana para la Tos

El tratamiento de la pericoronaritis se realiza en tres pasos: diagnóstico, tratamiento sintomático inicial y extracción dental. El diagnóstico implica valorar la posición de la muela del juicio y el nivel de higiene del paciente. El tratamiento sintomático inicial implica instruir al paciente en técnicas de higiene alrededor de la muela del juicio, aplicar anestesia y limpiar suavemente con ultrasonidos y curetas la encía inflamada para eliminar restos de comida y bacterias que se han introducido entre la encía y el diente. Si existiera un absceso, se drena para que salga el pus y mejore la sintomatología. Finalmente, se limpia la zona con clorhexidina. Si está indicado, al paciente se le prescriben antibióticos y antiinflamatorios. En algunos casos, la pericoronaritis se soluciona y el tercer molar erupciona sin más complicaciones. En otras ocasiones, la pericoronaritis tende a recidivar a los pocos meses porque la malposición del molar impide una correcta higiene, en ese caso se recomienda la extracción dental.

Los antibióticos se prescriben después de unos días para reducir la infección y aliviar el dolor. Y una radiografía panorámica se realiza para evaluar el hueso, el nervio dentario inferior, caries y/o afectación de dientes adyacentes. La higiene oral deficiente favorece la pericoronaritis, por lo que se recomienda una buena higiene oral que incluye el cepillado de dientes dos veces al día y el uso de hilo dental una vez al día.

Remedios naturales para aliviar el dolor de pericoronaritis en casa

La pericoronaritis es una condición dental común que causa dolor e inflamación alrededor de la corona de un diente parcialmente erupcionado. Aunque esta condición requiere atención dental profesional, existen algunos remedios naturales que pueden ayudar a aliviar el dolor en casa.

  • Gárgaras con salmuera: esta práctica consiste en disolver una cucharadita de sal en una taza de agua tibia y hacer gárgaras con ella durante 30 segundos antes de escupirla. Ayuda a reducir la inflamación y el dolor.
  • Cúrcuma: la cúrcuma es una especia que contiene propiedades antisépticas y analgésicas, lo que la hace útil para aliviar el dolor y la inflamación. Se puede mezclar en polvo con agua para hacer una pasta y aplicarla directamente sobre el área afectada.
  • Clavo de olor: el clavo de olor contiene eugenol, un compuesto que actúa como un antiséptico natural y ayuda a aliviar el dolor. Se puede aplicar un poco de aceite de clavo de olor en un trozo de algodón y colocarlo en la zona afectada.
  • Bolsas de infusión de menta o té negro: ambas contienen propiedades antiinflamatorias y analgésicas que pueden ayudar a aliviar el dolor de forma temporal. Se pueden aplicar compresas tibias sobre el área afectada durante unos 20 minutos.
  • Ajo: el ajo puede ayudar a aliviar el dolor de muelas gracias a su acción antibacteriana y antiinflamatoria. Se puede machacar un diente de ajo fresco y aplicarlo directamente sobre el área afectada.
¿Has visto esto?  Remedios caseros para el liquen plano

Es crucial recordar que estos remedios naturales solo proporcionan alivio temporal y que la atención dental profesional es necesaria para tratar la causa subyacente del dolor de pericoronaritis. Las causas comunes del dolor de muelas incluyen restos de comida atrapados entre los dientes, caries, infecciones y enfermedades de las encías. Es recomendable mantener una buena higiene bucal y visitar regularmente al dentista para prevenir estos problemas dentales.

Cómo aliviar el dolor de pericoronaritis en casa sin medicamentos

Si está experimentando dolor de muelas causado por pericoronaritis, hay varios remedios caseros que pueden ayudar a aliviar la inflamación y el dolor sin usar medicamentos. ¡Aquí hay algunas soluciones!

Remedios caseros

Hay varios remedios caseros que pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación causados ​​por la pericoronaritis. Por ejemplo, el enjuague bucal con agua salada, el cual se hace mezclando media cucharadita de sal en un vaso de agua tibia. El enjuague bucal con peróxido de hidrógeno también puede ser efectivo, mezcle media cucharadita de peróxido de hidrógeno en un vaso de agua tibia. Además, las compresas frías y los saquitos de té de menta pueden ayudar a disminuir la inflamación y adormecer la zona afectada. También se pueden aplicar trozos de ajo fresco, ya que contiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Si desea un sabor más dulce, el extracto de vainilla también es efectivo, ya que contiene propiedades analgésicas. Además, el aceite esencial de clavo se puede aplicar directamente en el área afectada para aliviar el dolor y la inflamación.

Hierbas medicinales

Hay varias hierbas medicinales que pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación causados ​​por la pericoronaritis. Por ejemplo, las hojas de guayaba tienen propiedades analgésicas que pueden calmar el dolor. El agropiro es otra hierba que puede ser efectiva, ya que contiene propiedades antiinflamatorias. Y, finalmente, el tomillo, que se puede aplicar en forma de aceite esencial directamente en el área afectada, puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación.

¿Has visto esto?  Remedios caseros para miomas uterinos

Consejos para consultar al dentista

Si experimenta dolor de muelas persistente, hinchazón, dificultad para masticar, secreción de mal olor o pus, fiebre o problemas para respirar o tragar, es necesario consultar al dentista. Es significativo que el dentista pueda evaluar la situación y determinar el mejor camino a seguir para su tratamiento.

Recuerde que estos remedios caseros solo son para aliviar temporalmente el dolor y la inflamación. Si los síntomas persisten por más de uno o dos días, debe visitar a un dentista para recibir un tratamiento adecuado.

Contáctanos

Estamos en Tlalpan 1036, col. Nativitas, Del. Benito Juárez, CP 03500, Ciudad de México.